Si quieres renovar la decoración de tu dormitorio, demuestra que se puede aprovechar la pared de la cama más allá de ponerle un cabecero tapizado. En este post te damos 4 ideas muy diferentes e igual de eficaces para conseguir ese nuevo look.

cuadro-redondo-azul-encima-cama.jpg

Cuadros que inviten al relax

El dormitorio es un lugar perfecto para colgar un cuadro encima del cabecero de la cama. Además de añadir color a la habitación, aporta profundidad a una pared totalmente lisa. Escoge unas tonalidades que inspiren calma, como el azul, y que combínalo con la ropa de cama o las fundas de cojín.

papel-pintado-rosa-geometria-pared.jpg

Papel pintado, arte en gran formato

Resalta la pared del cabecero por encima de las otras usando otro color más llamativo. Una opción fácil, rápida y cómoda es usar un papel pintado. También es más limpia, sin peligro de manchar el resto del espacio. Además, puedes escoger el tipo de dibujo que más te guste, aportando más estilo que una pared totalmente lisa.

aplique-negro-dormitorio-habitacion-juvenil.jpg

Para los que quieren 5 minutos más… despiertos

Sobre todo si se trata de un dormitorio de matrimonio, un aplique es una excelente idea para poner encima del cabecero de la cama. Continúa tu libro antes de irte a dormir sin molestar al de al lado. Esta también es una fantástica opción para que haya paz en habitaciones juveniles compartidas.

espejo-redondo-madera-pared-cama.jpg

¿Sigues la filosofía Feng Shui? Esto te interesa

Los espejos también son bienvenidos en un dormitorio. Favorecen la luminosidad y sensación de amplitud. Pero si además quieres que añada buenas energías para un descanso reparador, lo mejor es colocarlos sobre el cabecero de la cama, ya que no te refleja mientras duermes. Eso sí, ¡recuerda no ponerlos frente a la puerta!

18 de Enero de 2021 a las 08:48
Color