El terciopelo ha vuelto más fuerte que nunca. La pasión por lo retro ha recuperado este material para quedarse como un imprescindible en el mundo de la decoración y el interiorismo. No te quedes con las ganas de tenerlo en casa. Sí, es delicado, pero con estos buenos consejos podrás mantener su suavidad y brillo sin problemas.

temporada-interiorismo-decoracion-sofa-velvet-salon-diseño

 

Protégelo del sol

Estamos de acuerdo, un buen sofá de terciopelo tiene que ocupar el lugar protagonista del salón. Vigila si queda muy expuesto a la luz del sol, ya que con el tiempo perdería la intensidad del color, sobre todo en colores como azul oscuro. Un consejo: coloca cortinas que cubran la luz lo suficiente para proteger el sofá, pero manteniendo la luminosidad.

temporada-interiorismo-decoracion-butaca-velvet-salon-diseño

Vapor para brillar desde el primer día

Si notas que tu sillón ha perdido su brillo, tranquilo, se puede recuperar. Tan solo hay que darle el baño de vapor que a todos nos gusta tener de vez en cuando. Pero sin pasarse, no debe llegar a mojarse. Enfoca el vapor hacia la dirección del pelo del terciopelo y luego cepíllalo suavemente en la misma dirección con un cepillo de cerdas suave.

temporada-interiorismo-decoracion-cojin-velvet-cama-diseño

El terciopelo es de secano

La mejor manera de mantener el terciopelo es lavarlo en seco cada 6-8 meses. Bajo ningún caso uses secadora o plancha. Te aconsejamos que, para una mayor seguridad, lo dejes en manos de un profesional. Entre tandas, nunca está de más pasarle la aspiradora enfocado a la dirección del pelo.

Keep calm! El terciopelo no es un bicho raro. Requiere lo que todos: Un poco de mimo.