¿Habías oído hablar del yute? Te hacemos un par de pinceladas sobre este material y cómo decorar con elementos hechos a partir de él. Verás que es una opción muy fresca, ecológica y funcional.

El yute es una fibra vegetal que se extrae de una planta tropical llamada Corchorus Capsularis. El proceso de producción para su extracción es bastante largo ya que requiere de bastante mano de obra y es muy manual.

¿Aún no te hemos convencido? Ahí van 3 de sus grandes ventajas:

  • Adaptabilidad a cualquier época del año y con el que consigues un ambiente acogedor y natural.
  • Ayuda a preservar el medio ambiente ya que es un producto 100% biodegradable.
  • Regula la humedad del ambiente y con ello a reducir la sensación de calor.

alfombra yute El yute es una fibra natural vegetal que tiene multitud de ventajas.

Alfombras de yute

Ahora que aprieta el calor, las alfombras de este material son la mejor elección. Es uno de los elementos decorativos más comunes hecho a partir de este material. Son muy funcionales ya que sirven tanto para interior cómo para exterior. Gracias al yute, se convierten en un componente muy resistente y a prueba de cualquier mancha pero debemos mantenerlo en zonas secas ya que la fibra se deteriora con la humedad.

Con el auge de esta tendencia, se ha ido mucho más allá de la básica alfombra de color natural. Ahora es posible encontrar colores vivos y distintos estampados. Encajan perfectamente en estilos rústicos pero tienen una gran capacidad de adaptarse a cualquier ambiente.

Puffs de yute

El yute también se ha implantado en infinidad de elementos, como por ejemplo los pufs. Una pieza que complementa el comedor, la sala de estar o el dormitorio. Puedes usarlos como asientos, mesas auxiliares o reposapiés. ¡Nada como ser pragmático!

Saca tu lado más eco y natural decorando con yute. Sólo tendrás un inconveniente… decidir con qué modelo te vas a quedarte.