Nos declaramos fans incondicionales del estilo nórdico. Con este post descubrirás qué ha convertido esta tendencia en todo un clásico de la decoración y su mejor cualidad: conseguir un dormitorio de estilo nórdico es infinitamente fácil. ¿Preparado/a?

Dormitorio-estilo-nordico-01.png

1.Blanco y en botella

El color blanco es la base de cualquier dormitorio de estilo nórdico, ayuda a transmitir la sensación de limpieza y minimalismo en paredes, muebles, ropa de cama y decoración.

2. El poder de la naturaleza

Este lienzo en blanco siempre se complementa por una paleta de colores neutros y materiales naturales, aquí intentamos evitar los accesorios y la decoración que incluye metales o plástico. Busca accesorios o muebles de dormitorio de madera clara, hechos con fibras orgánicas o de colores nude.

Si las paredes blancas te parecen demasiado frías, da rienda suelta a la creatividad y píntalas todas o una de ellas en un tono beige suave o blanco roto, incluso de un color natural.

dormitorio-estilo-nordico-02

3. Luz de ambiente

Añadir tonos blancos y neutros a tu decoración ayudará a reflejar la luz natural durante el día y a conseguir que el espacio parezca mucho más grande, pero... ¿y por la noche? Para mantener la sensación de paz clave en los dormitorios nórdicos es muy importante pensar en la iluminación y en añadir puntos de luz de ambiente con bombillas tenues de tonos cálidos. Tu dormitorio se convertirá en tu espacio de confort y 100% de estilo nórdico.

4. Organización es poder

Para transmitir la harmonía del estilo nórdico es importante que tu dormitorio esté ordenado, nuestro truco para mantenerlo siempre perfecto son las soluciones de almacenaje. ¿Qué no tienes tiempo? Canapés, cajoneras y mesitas de noche, serán tus mejores aliados. Nadie sabrá lo que esconden.

Dormitorio-estilo-nordico-03.png

5. Decoración nórdica

Una de nuestras partes favoritas del diseño de interiores de estilo nórdico es que se basa en transmitir calma, pero, a su vez, permite expresar el estilo personal y aportar un toque de color. Deja el minimalismo (un poco) de lado para dar importancia a los elementos naturales y a la dimensión personal, tu dormitorio tiene que hablar de ti para que te sientas cómodo/a en él.

Añade cuadros, espejos, cestas, cojines, alfombras, sets de cama, plantas, jarrones, marcos de fotos, cabeceros de cama... Simplemente tienen que coordinarse con los colores suaves o pastel que predominen en el espacio. You do you!

Puede adaptarse este estilo a dormitorios de matrimonio, juveniles o infantiles, todo dependerá de los accesorios decorativos que le añadas. Y siempre que lo necesites, puedes visitar nuestros Magazines para incorporarlo a todas las estancias de tu casa. El estilo nórdico pisa fuerte y está en tendencia.

4 de Febrero de 2021 a las 11:38
Color