Written by: Anna Díaz

¡La que montamos el Día del Libro!

A tan solo unos días del Día del Libro leímos una estadística del CIS* que afirmaba que al 42% de las personas de este país no les gusta leer. A nosotros, grandes aficionados a la lectura, este dato nos pareció asombroso. Y decidimos demostrar que, a veces, las estadísticas se equivocan. Por eso decidimos celebrar el Día del Libro en plena Rambla de Cataluña (Barcelona) creando un rincón que incitara a la lectura.

*Centro de Investigaciones Sociológicas

06.00h - Empieza la aventura

Puede que al 42% de la gente no le guste leer, pero en Kavehome estamos convencidos de que el 80%* de que te guste o no leer depende de dónde y cómo estés sentado. Y, señores, ahí tenemos mucho que decir. Así que cargamos con dos de nuestras butacas más cómodas, la Bobly y la Patio, algunas mesas auxiliares y la alfombra Saht. Salimos rumbo a Barcelona para celebrar un Día del Libro diferente. La aventura no había hecho más que empezar.

* Dato extraído de nuestro sentido común.

la-que-liamos-el-dia-del-libro-1

08.00h - Kave Home se pasea por Barcelona

Aparcar en Rambla de Cataluña y descargar nuestros muebles fue... ¡divertido! Ver a un grupo paseándose con butacas en los hombros y cargados con mesas despertó la curiosidad de más de uno. Los madrugadores se acercaban a las paradas de libros y rosas que durante el Día del Libro y Sant Jordi inundan la ciudad. Y nosotros nos fundíamos con ellos cargados con nuestros muebles favoritos. Los había que buscaban nuestra etiqueta mientras caminábamos, algunos nos hacían fotos y otros, directamente, nos preguntaban qué estábamos haciendo.

la-que-liamos-el-dia-del-libro-2

09.00h - But first coffee

Encontrar el sitio en el que montar nuestro punto de lectura fue de todo menos fácil. Entre gritos de ¡aquí, aquí! y otros de ¡no, aquí no! parecía imposible localizar el sitio perfecto. Pero después de un café y una rueda de reconocimiento por la zona lo encontramos. ¡Vaya si lo hicimos! Decididos, montamos nuestro punto de lectura. Un espacio, en plena Rambla, que invitaba a sentarse y perderse entre las páginas de algún libro. Y si era uno recién adquirido en una fecha en la que todo gira en torno a ellos, los libros, mucho mejor.

la-que-liamos-el-dia-del-libro-3

10.00h - ¡Cámaras, acción!

Era el Día del Libro, así que os podéis imaginar cómo estaban las calles a esa hora. La gente ya se había desperezado y se había lanzado a la calle dispuesta a encontrar un libro, una rosa o la firma de su escritor favorito. Ávidos de una buena lectura, nuestro rincón empezó a llamarles la atención. Entre los curiosos que se animaron a probar nuestras cómodas butacas hubo de todo: desde una princesa y un dragón a jugadores de baloncesto como Carlos Suárez. Nuestro punto de libro, con los datos del CIS y de sentido común, arrancó más de una carcajada.

la-que-liamos-el-dia-del-libro-4

11.00h - El mejor momento del día

Conseguir un sitio en el que sentarse, hacer una pausa y escapar de las riadas de gente no era fácil. Sobretodo en plena Barcelona el Día del Libro. Con lo que encontrarse con un rincón que invitaba a relajarse era para muchos como encontrar la tierra prometida.

la-que-liamos-el-dia-del-libro-6

12.00h - El efecto mirón

Es curioso. Algunos, más tímidos, no se atrevieron a acercarse y sentarse en nuestro rincón de lectura. Pero no dudaron ni un momento en desenfundar los móviles cual vaquero del Oeste para disparar fotos a los que sí lo hacían. Desde aquí, tímidos del mundo, os hacemos un llamamiento: ¡compartid esas fotos con nosotros, por favor!

la-que-liamos-el-dia-del-libro-5

13.00H - Es nuestro momento

Llegan compañeros y amigos a apoyar la acción. También vinieron nuestras mamás, papás y hermanos. ¡No podían faltar! Y es que cuando tu trabajo se centra en el mundo online, cualquier acción física es el momento ideal para que amigos y familiares vengan a conocer lo que haces.

la-que-liamos-el-dia-del-libro-8

Y... llegó la hora. Orgullosos del trabajo bien hecho, recogimos nuestro punto de lectura. ¡Y nos fuimos directos a buscar nuestro libro! Esperamos que vuestro Día del Libro fuera tan divertido como el nuestro, aunque os confesamos que, esta vez, os lo hemos puesto difícil.

Color