Written by: Judit Navarro

Nuestras oficinas son energéticamente eficientes

En Kave Home siempre hemos trabajado con pasión para que el diseño y las últimas tendencias no falten en tu casa. Pero desde que tenemos nuevas instalaciones, lo hacemos aún más a gusto. Y es que trabajar en un lugar donde la sostenibilidad la encuentras en todas partes, hace que las ideas y los proyectos fluyan mejor si cabe. Con este post, te abrimos las puertas de nuestra casa para demostrártelo. ¡Empieza el tour!

 

Para energía positiva, la que es eficiente

Dicen que las buenas vibraciones surgen cuando los planetas están alineados. Nosotros creemos que, si cuidamos el nuestro, ya lo tenemos todo para que la buena onda fluya. Y eso se consigue con la eficiencia energética o, lo que es lo mismo, ahorrando energía y reduciendo las emisiones de CO2. Con nuestras instalaciones, nos hemos propuesto a pulso estar por debajo de la media en consumo de energía.

 

Luz natural y luz verde

Nos encanta trabajar con la luz natural. Por eso intentamos aprovecharla al máximo durante todo el día. Tenemos instalados detectores de luminosidad natural para regular el consumo e intensidad de la iluminación eléctrica (toda de LED, ¡por supuesto!) y sensores para que la luz solo se encienda cuando haya quien la necesite. En espacios vacíos, ¡luces fuera! Ideal para los más despistados que olvidan apagarlas. Además, las persianas suben y bajan automáticamente, siguiendo un horario establecido de forma domótica.

 

Rodeados de buen clima

Seguro que te has encontrado muchas veces con esa más que conocida situación en la que, en un mismo lugar, para unos hace mucho calor y para otros demasiado frío. A nuestro sistema de climatización nunca lo volvemos loco. ¿El secreto? Está controlado de manera domótica. El espacio de nuestras instalaciones está subdividido por temperatura, de modo que cada sector tenga la climatización ideal y, así, reducir también el consumo innecesario. Además, el aire se va renovando automáticamente para mantener su calidad.

 

Como en una burbuja

¿Sabías que nuestras oficinas están cerca de una carretera? Pues no oímos ni un solo coche. Estamos rodeados de paneles de insonorización para prevenir la contaminación acústica. Además, también son ideales para mantener la temperatura del interior. A veces, estar dentro de una burbuja es de lo mejor y nosotros en la nuestra estamos de fábula. Y también hemos ganado en salud, ya que estar alejados de la contaminación acústica nos hace un bien tanto físico como mental.

Ya ves, el trabajo duro tiene su recompensa.

Color