3, 2, 1…lights on! Abre los ojos y toma nota de los consejos par conseguir un ambiente perfecto durante todo el año. Sí, durante todo el año. Porque no hay nada que nos guste más que un salón bien iluminado y acogedor. ¿Ready?

¿Luz fría o luz cálida? Ilumina tu salón

Empezamos por lo básico. Una luz cálida es con tonos amarillentos o rojizos y esta será la mejor opción para la iluminación del salón. Un espacio donde queremos conseguir un ambiente acogedor y relajante. ¿La mejor opción? Colocar una lámpara de techo en la zona de descanso. Por el contrario, podríamos elegir una luz fría si queremos destacar algún espacio en concreto del salón, como por ejemplo, nuestra estantería favorita o nuestro rincón con cuadros y jarrones.

iluminacion-salon-1.jpg

Tres puntos de iluminación

La clave para el éxito está en el número 3. Es importante tener 3 tipos de luz para conseguir el ambiente perfecto. La primera es una luz general, este será la encargada de iluminar toda la estancia de forma igual y sin prestar atención en ningún rincón en concreto.
La segunda será una luz de actividad, en este caso, la iluminación se centrará en crear un ambiente en concreto para un rincón. Por ejemplo, la zona de lectura o de relax.
Y finalmente una iluminación puntal, esta nos permite focalizar la atención en un punto en concreto. Por ejemplo, una estantería con elementos decorativos.

Y se hizo la luz: La parte práctica

Ya tenemos claro los tipos de luz y como deben ser los puntos de iluminación, ¿lo ponemos en práctica?

iluminacion-salon-2.jpg

En la zona del sofá:

Sabemos que es el rey del salón y se merece una iluminación como toca. Para este espacio elige una luz indirecta, suave y cálida. Cuelga una lámpara de techo o añade apliques si el espacio es muy grande, eso sí, siempre con el objetivo de crear un ambiente general. Nuestro truco para conseguir más calidez es tener siempre a mano un punto de luz. Una lámpara de sobremesa para la mesita auxiliar o una lámpara de pie, pueden ser tus aliadas. Así puedes apagar la luz general y desconectar sin quedarte a oscuras.

iluminacion-salon-3.jpg

En el rincón de lectura:

Sin duda una lámpara de pie será la compañera favorita de tu butaca. Para este espacio es importante tener una luz de actividad. Elige una luz cálida, ya que la fría refleja más y no es tan cómoda para leer. Shht! Una atmósfera única solo se consigue si das con la lámpara de pie adecuada. 

iluminacion-salon-4.jpg

En la zona de relax:

Muchas veces el salón pasa a ser un espacio donde nos encontramos con la familia y lo amigos, para conseguir un ambiente perfecto es importante tener una lámpara con luz difusora. Si queremos centrar la atención a algún punto, como en la mesa de centro, podemos colocar una lámpara portátil como la Ridley.

Ahora ya sabes lo más importante, para iluminar bien, primero de todo debes tener claro las actividades que haremos en el salón, para así poder dar con la luz indicada. Y recuerda, la clave del éxito en iluminar tu salón es mezclar diferentes lámparas, tener mínimo 3 puntos de iluminación y conseguir crear mini rincones gracias a la iluminación.

10 de Febrero de 2021 a las 15:34
Color