Written by: Judit Navarro

Pon tus muebles outdoor a tono

Los vermuts y las siestas al aire libre, las lecturas bajo el sol… ¿Ya tienes tus piezas de exterior listas? Antes echa un vistazo a este artículo para saber cómo tratarlas, según el material del que estén hechas. Conoce cómo cuidarlas.

teca-interiorismo-mimbre-outdoor-exterior-diseño-mesa

La teca, una madera fácil de cuidar. Take it easy.

La teca es una madera tropical muy resistente a la humedad. Para mantener su color, tan sólo tienes que limpiarla con un jabón especial, un cepillo suave y mucha agua. Attention! Cuando lo hagas, sigue siempre las vetas de la madera. ¿Sabías que la teca también se utiliza para hacer muebles y espejos de baño? Echa un ojo a la colección Kuveni.

interiorismo-mimbre-outdoor-exterior-diseño-silla

Keep calm. Los espacios del trenzado del mimbre se pueden limpiar.

El mimbre es un material que dura tanto como las maderas que más se utilizan. Por eso vale la pena mantenerlo. Para limpiar una pieza de mimbre, como un taburete o una silla, ya contamos con una ventaja: Son piezas ligeras, así que podremos manejarlas fácilmente. Pasándoles un paño de microfibra, un cepillo para limpiar los espacios que deja el trenzado y agua, quedarán como el primer día. Recuerda que el mimbre queda genial también en interiores.

ratan-interiorismo-mimbre-outdoor-exterior-diseño-butaca

El ratán está de moda. Trátalo como se merece.

Aunque se parezca al mimbre, el ratán es otro material con su propio proceso para mantenerse. También se usa para piezas de exterior e incluso para patas de mesa, como en la mesa Cosgrove. Para limpiar este material usa las burbujas que salgan al mezclar agua y jabón para no dañar el ratán. Un cepillo suave te servirá para limpiar la suciedad que se esconde en los espacios del trenzado. El ratán es un material en plena tendencia que hay que lucir.

La intemperie es impredecible. Un día puede caer un chaparrón como otro puede salir el sol. Tus muebles de exterior tienen que estar preparados para todo, así que además de tenerlos limpios, asegúrate de que tengan un buen tratamiento para tolerar la humedad y los rayos UV. Tus muebles te lo agradecerán.

 
Color