¡Esto te interesa! ¿Sabías que trabajar desde casa tiene muchos beneficios que afectan directamente a la creatividad y a los resultados de nuestras tareas? Tener un espacio bien decorado e iluminado también es fundamental si lo que quieres es ser productivo y sentirte cómodo. Estos son nuestros consejos para conseguir un espacio práctico y agradable.

escritorio-teletrabajo.png

Elige un rincón adecuado

El primer paso es buscar el rincón, lo ideal es dedicarle una habitación, pero si no tienes la suerte de encontrar un espacio así, puedes montar tu oficina en un lugar que sea suficientemente amplio para poder tener a mano todo lo que necesitas. Recuerda que el espacio debe ser tranquilo.

escritorio-industrial.png

Escritorio a tu medida. ¿Con cuál te quedas?

Lo segundo es decidir la mesa donde trabajaremos y comprobar si se adapta a nuestras necesidades.

Trabaja con el más moderno de los estilos

Si te gusta tenerlo todo a la vista y controlado, el escritorio Working tiene un espacio de almacenaje en la parte frontal de la mesa, ideal para guardar cualquier elemento que no se quiera tener a la vista pero sí a mano. Tiene una estética muy innovadora y moderna.

escritorio-transparente.jpg

Elegancia también en tu escritorio

Si no tienes mucho espacio, este escritorio Burano puede ser una buena opción. Elegante y ligera, esta pieza es perfecta para aligerar ambientes, así como para interiores de espacios reducidos. Las transparencias en decoración son una apuesta hacia la luminosidad y la sensación de ligereza en casa.

escritorio-boho-chic.jpg

Un espacio rústico y natural

Todos hemos soñado con trabajar rodeado de plantas. En un ambiente que nos acerca a la naturaleza sin movernos de nuestra silla. El escritorio Tikal de madera con acabado rústico natural es perfecto para crear este rincón de trabajo.

silla-escritorio-gris.jpg

Descubre la silla perfecta

Pasarás muchas horas sentado en ella, por tanto, ha de ser cómoda, algo acolchada para absorber tu peso y a poder ser con reposabrazos. Si no es una silla de altura regulable, asegúrate que es adecuada para la altura de la mesa que hayas escogido y que te permita estar en una posición saludable con la espalda recta.

La Silla de oficina giratoria Rail y la silla Tangier tienen un respaldo y asiento acolchado.  Además, cuentan con un sistema de elevación a gas, con el que poder regular la altura a tu gusto, y un respaldo basculante. Justo lo que estábamos buscando, ¿verdad?

Otra opción puede ser la silla de oficina Ralf. Su elegante diseño inspirado en el estilo nórdico quedará ideal en tu nuevo espacio de home office ya que se trata de una pieza con un diseño adaptable a cualquier estilo y en cualquier ambiente, tanto de tu casa como de tu lugar de trabajo.

Recuerda, para ser más productivo tenemos que empezar por sentarnos bien.

lámpara-oficina.jpg

¡Cuanta más luz natural, mejor!

Tener en cuenta la iluminación es un punto muy importante, ya que facilitará las tareas y la concentración. ¡Cuanta más luz haya para trabajar, mejor! elige un espacio cerca de una ventana e intenta aprovechar al máximo la luz natural durante el día. Para los momentos que no tengamos luz natural, te recomendamos una lámpara con un foco de luz blanca.  Una opción puede ser la lámpara Sausalito, una pieza con pantalla movible, para enfocar la luz donde quieras y además, tiene un lapicero para tener a mano tus artículos indispensables de escritorio a mano.

Nuestro consejo: Si colocas una lámpara de sobremesa, siempre deberá estar ubicada en el lado contrario a la mano que utilices para escribir, evitando así las sombras.

lámpara-oficina-negra.png

Si tienes un espacio pequeño te recomendamos colocar un aplique de pared. ¡Échale un vistazo al aplique Dione! En cuanto a la tecnología, es conveniente el uso de lámparas LED para un menor consumo energético y mayor durabilidad.

Hay que tener en cuenta que los espacios oscuros pueden ser perjudiciales para tu salud ocular y también provocarán un cierto estado de decaimiento y desmotivación.

estanteria-oficina.jpg

Orden, orden y orden

Ya tenemos los elementos principales para nuestra oficina: la mesa, la silla y la lámpara. Es el momento de poner atención en aquellos accesorios que te permitirán mantener el orden y darle un toque personal a este espacio.

Por ejemplo, contar con un cajón bajo la mesa es muy práctico para tener a mano el material de oficina que necesitas más a menudo: un cuaderno o ciertos documentos importantes. Si la mesa cuenta con una repisa, además de espacio para guardar, será el lugar perfecto para tener cerca un reloj, lápices o un calendario. Además, podrás colocar algo de decoración que hará que este espacio esté mejor integrado en la casa.

También hay mesas que tienen almacenamiento oculto bajo el tablero o huecos para poder pasar cables y así tener el área de trabajo despejada y ordenada. Todos estos extras son interesantes para que el caos no se apodere de tu oficina en casa.

Otra idea puede ser colocar cestas debajo de la mesa, la cesta Words es muy práctica para tener a mano el material de oficina que necesitas. Además, las cestas añaden un toque muy personal y acogedor a los interiores. También puedes aprovechar las paredes para colocar alguna estantería como la Catrina y decorarla con fotografías o ilustraciones. Si no puedes colgar cosas en las paredes, el carrito Strahan se puede usar como mesa auxiliar y completar el look de la oficina.

Ya lo tienes todo para crear tu propia oficina en casa. Ya sabes, es muy importante que este espacio transmita tu identidad y te haga sentir motivado. Trabajar desde casa ofrece multitud de ventajas como ahorro de tiempo y flexibilidad horaria. Pero para poder concentrarte en tus tareas necesitas un espacio y práctico. Toma nota de estos consejos y tus proyectos fluirán solos.

9 de Julio de 2020 a las 12:36
Color