Butaca Meghan pana beige

S517PN36
459 €
Compra ahora y recíbelo entre el 20/01 y el 22/01
-
+

Esta butaca es una de las últimas versiones de la colección Meghan. Tapizada en pana de color beige y con una estructura vista de madera de fresno con acabado wengué, sigue la línea del Mid-Century actualizado. Estate tranquilo porque la tela tiene un acabado antimanchas. Además, también mantiene sus generosas curvas, una firma estética y funcional en esta colección. Una pieza de diseño con clara intención de forma y confort. Cool relax!

Entrega gratuita* y otros métodos de envío
  • Enviamos la mayoría de nuestros productos de manera gratuita* y en 48h, a excepción de los productos más voluminosos. Consulta nuestras condiciones de envío y entrega aquí
  • Una vez recibas el pedido en casa, tienes un plazo de 14 días naturales para gestionar la devolución o incidencia a través de tu cuenta online.
★★★★★
19/11/19
Trés joli fauteuil
Très joli fauteuil. Je suis ravie !
Opiniones creadas en Kave Home España (es)
Victorine D.
★★★★★
31/10/19
Sorpresón!
Al principio la vi muy atrevida, pero al final me decidí. Qué grata sorpresa! Tiene un diseño diferente, que ya le da su puntito. Y como además es de color clarito, me sirve para cualquier sitio. Queda bien en el salón, el estudio y también en la habitación. Muy contenta con la compra, la verdad.
Opiniones creadas en Kave Home España (es)
Sara M.

Más detalles

Esta nueva versión de la butaca Meghan se caracteriza por su tapizado de pana, una tela que además de ser tendencia ha mantenido siempre su carácter. Además, es un tejido que hace un match perfecto con el acabado wengué de la madera. Su estilo la hace el complemento perfecto para añadir elegancia y personalidad a cualquier interior, ya que además está disponible en diferentes colores y acabados para que combinarla sea de lo más fácil.

Detalles técnicos

Magazine

Back to routine. Cómo decorar tu casa después de Navidad
Las 10 gangas más Kave para estas Rebajas
Estilazos al cubo y al cuadrado para tu recibidor
No es magia negra, ¡es un flechazo!