Si has escogido el color gris para tu dormitorio, welcome! Con estas propuestas vas a sacar su máximo potencial. Los materiales naturales son el aliado perfecto para que tu habitación se convierta en un auténtico templo del relax.

decorar-dormitorios-grises-01.jpg

El primer paso: La cama en color gris

Después de escoger un buen colchón, hazte con una cama con cabecero incluido. La cama Dyla dispone de diferentes medidas para los que duermen solos y acompañados. Además, tiene un bolsillo en uno de los lados para tener el mando de la tele o Tablet a mano, sin tener que levantarte de la cama.

También es desenfundable, para tenerlo siempre impecable de manera fácil y cómoda. Ah, y para poder cambiar de funda si te apetece, ¡Dyla tiene más colores! ¿Quieres saber lo mejor? La estructura es de madera maciza de haya que proviene de bosques sostenibles y una tala controlada por el bien del medio ambiente.

decorar-dormitorios-grises-02.jpg

Los cojines y las sábanas, el gran secreto

La ropa de cama es un complemento perfecto para que el gris sea el protagonista del dormitorio. El set Lesly se compone de funda nórdica, 2 fundas de almohada, bajera y una bolsa para guardarlo bien todo cuando esté en el armario.

Además, contiene el certificado GOTS, que garantiza ser 100% de algodón orgánico con un proceso de producción ecológico y con principios y valores ético-sociales.

decorar-dormitorios-grises-03.jpg

Mesita de noche… y de día

Una mesita de noche junto a tu cama es un must para poder dejar cargando el móvil y tener un punto de luz para leer antes de dormir. La mesa auxiliar Kurb tiene un diseño de lo más top para usar también como mesa de noche. Y, si te cansas del gris o quieres combinarlo con otro color, también está disponible en blanco.

¿Quieres añadir una lámpara de sobremesa? Ridley es perfecta para esta mesa, ya que al ser portátil también puedes cambiarla de lugar si decides usar Kurb como mesa auxiliar en otra estancia.

decorar-dormitorios-grises-04.jpg

Más allá del gris

Un dormitorio en tonos grises es perfecto para combinar con otros colores. Utiliza accesorios como fundas de cojín o cuadros con tonalidades frías, como azules o incluso lilas, para darle más vida al dormitorio sin dejar de ser un ambiente relajado.

El cuadro Whish y las fundas de cojín Maelina hacen el team perfecto para que tu habitación esté completamente equipada. Y si te falta relleno para Maelina, no worries, en Kave Home tenemos los cojines Fluff compatibles con sus diferentes formas y tamaños.

12 de Febrero de 2021 a las 14:31
Color