Written by: Carla Alvaro de Barcelona Diaries

¿Desayunos rápidos y saludables? Sí, existen

Si alguien me preguntara cuál es mi momento favorito del día en cuanto a comidas, lo tendría claro: el desayuno. Esa sensación de despertarse con calma, bajar a comprar el periódico o la revista de turno, el olor a café recién hecho o el pan un pelín quemado... ¡Oh! me chifla.

Por cierto, lo de 'despertarse con calma' lo digo porque para mí los desayunos son sinónimo de fin de semana. De lunes a viernes, suficiente tengo con pegarme una ducha y salir pitando hacia la oficina. Y aunque nos encanta salir a desayunar fuera, hoy os queremos dar ideas de cómo desayunar igual o mejor en casa, solos o acompañados.

Os recomiendo optar por un desayuno u otro en función de lo nutritivo que queráis que sea. Es decir, no desayunaremos lo mismo si tenemos en mente hacer deporte (antes o después) que si tenemos en mente pasar el día holgazaneando en el sofá. Para los desayunos más nutritivos yo suelo añadir fruta tipo plátano y aguacate y, sobre todo, frutos secos (las nueces, las avellanas y los anacardos son mis favoritos). Desde hace un tiempo, hemos empezado a jugar con semillas como la chia. Y, por supuesto, intentamos evitar los azúcares y optar por endulzantes naturales sustitutivos, como la miel, el sirope de ágave o incluso una opción vegana que descubrimos hace poco y nos encantó: el sirope de flor de coco. De la mano de Kave Home os traemos 3 desayunos o ideas dulces que podáis elaborar en casa de forma rápida y sencilla.

desayuno-4

Bowl con fruta

Este tipo de desayuno es el que solemos hacer de lunes a viernes porque lo podéis preparar en la oficina en un segundo.

¿Qué necesitaréis?

  • Una base láctea: yogur natural, queso fresco batido o kéfir.
  • Fruta al gusto. Mis favoritas son las frambuesas, los arándanos, el plátano o las uvas.
  • Frutos secos y/o semillas, sobre todo si vais a hacer deporte al mediodía, así tendréis energía suficiente.

A partir de aquí, os podéis imaginar lo sencillo que resulta prepararlo. Os dejamos con un par de fotografías de distintos bowls para que tengáis ideas sobre cómo decorarlos.

desayuno-2

Overnight chia pudding

Éste es otro de nuestros favoritos. Lo podéis preparar la noche antes en casa y llevároslo en el bolso o maletín, a la oficina. El punto diferencial de este desayuno es que debe reposar toda la noche para dejar crecer las semillas de chia.

¿Qué necesitaréis?

  • 24h de reposo, aunque a partir de las 2h ya notaréis los efectos de la chía. Cuantas más horas de reposo, más se expandirá la semilla y su efecto saciante será mayor.
  • Un tarro de cristal, para que podáis tapar la base de chía y dejarlo reposando en la nevera.

Para la base (mezclar los ingredientes del interior del tarro y agitarlo bien):

  • 3 cucharadas soperas (no muy cargadas) de semillas de chía.
  • 3 cucharadas soperas de avena (opcional).
  • 1 taza de líquido, a poder ser, leche vegetal no endulzada. Podéis probar con leche de avena, de coco o de almendras. También podéis añadirle zumo, batidos o agua de coco.
desayuno-3

La mañana siguiente sólo tenéis que añadir la fruta al gusto. Yo suelo añadirla dentro del mismo tarro y así me lo llevo el desayuno ready to eat dentro del bolso. ¡Ah! Y si queréis endulzarlo, os recomendamos endulzantes naturales como el sirope de arce, sirope de ágave, miel o sirope de flor de coco (vegano).

desayuno-1

Avocado Toast

Y acabamos con una opción de desayuno “salada”, la archifamosa “avocado toast” o tostada de aguacate. Yo la tomo sobre todo los días que tengo previsto hacer deporte, porque aporta más energía.

¿Qué necesitamos para la base?

  • Pan: yo prefiero el de centeno.
  • Aguacate, cuanto más maduro mejor.
  • Especies: os recomiendo una pizca de romero, comino y pimienta.
  • Chorrito de limón (opcional).
  • Chorrito de aceite de oliva, la arbequina es mi favorita (opcional).

Y si queréis añadir proteína a este desayuno podéis acompañar la tostada con un huevo pochado encima.

 
Color